Veto al ISSSTE por moroso

Excélsior, Opinión, Darío Celis.

Es preocupante que nuevamente el ISSSTE se suba al tren de las compras consolidadas y del IMSS sin mecanismos más estrictos que garanticen que pagarán en tiempo y forma a sus proveedores.

Como le hemos venido informando, ese organismo, que todavía dirige Florentino Castro, engañó al secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, haciendo creer que las partidas autorizadas las aplicó. La falta de instrumentos administrativos y legales impide a los proveedores de medicinas e insumos de salud suspender inmediatamente el suministro cuando los adquirentes son morosos, como el ISSSTE.

La Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público debería prever que una institución como el ISSSTE, que adeuda más de diez mil millones de pesos, tendría que estar vetada. No debería adjudicar y mucho menos formalizar un contrato de adquisición, vamos, ni siquiera tendría por qué participar en esta megacompra que, como le reporté, ya inició el equipo de Tuffic Miguel.

Pero ya está adentro, aunque no cuente con saldo disponible en su respectiva partida presupuestal para pagar lo que debe y hacer frente a los nuevos compromisos que se derivarán de la compra consolidada 2019. Y es que está desequilibrada la relación jurídica: por una parte, se les exige a los particulares que cumplan con la calidad, la cantidad y la oportunidad en las entregas de medicamentos. Pero, por la otra, no se les paga; sin que nadie, ni los que se van ni los que llegan, tomen nota. ¿Dónde está el nuevo del IMSS, “Germancito” Martínez, y el nuevo del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez?

Las leyes están para respetarse: no hacerlo vuelve a explicar por qué estamos en el lugar 135 de 180 países en los niveles de percepción de la corrupción, conforme a los indicadores internacionales. Por lo tanto, no tiene sustento jurídico que el ISSSTE diga “debo, no niego; pago, no tengo”, porque, desde que decidió consolidar sus compras de medicamentos con el IMSS debió haber contado con el presupuesto.

TRES T TIGRES

Si bien al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco nunca lo convenció, a lo que habría que agregar los comentarios interesados negativos de su asesor, José María Riobóo, hubo algo que fue como la gota que derramó el vaso.

Hablamos de una trastada que el propuesto para secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, le hizo a su próximo compañero de gabinete, Carlos Urzúa, designado para secretario de Hacienda. Sucedió que, efectivamente, en el Presupuesto de Egresos del año próximo había una partida de 88 mil millones de pesos para completar la construcción de la megaobra. Sin embargo, ese dinero preetiquetado no necesariamente se utilizaría, porque el mismo Grupo Aeroportuario de la CDMX, que dirige Federico Patiño, dijo que se tenían los mecanismos para levantarlos del sector privado, sin que ello causara una afectación al erario.

Urzúa siempre lo tuvo claro, pero erró al no hacérselo ver a AMLO, cosa que sí aprovechó Jiménez para dinamitar aún más el NAIM y enardecer todavía más al tabasqueño, haciendo pasar al próximo jefe de las finanzas como un desleal a la cuarta transformación. Lo cómico ahora es que los dos próximos secretarios, junto con Alfonso Romo, propuesto para jefe de la Oficina de la Presidencia, fueron instruidos para recomponer la relación con empresarios e inversionistas sobre la base de un activo que justo se fracturó: la confianza.

TMM AMORTIZA

Al cierre del tercer trimestre del año, y apoyado en el continuo crecimiento de su EBITDA, Grupo TMM acumuló 109.1 millones de pesos, recursos que le permiten cubrir sus obligaciones financieras. Las huestes de José Serrano han logrado disminuir su apalancamiento en 296.4 millones de pesos en lo que va del año. Sus pasivos actuales ascienden a 602.2 millones, de los que 216.3 millones son a corto plazo. Este perfil financiero va a permitir a la compañía seguir creciendo, tanto en su división marítima como en sus negocios de puertos y terminales, aprovechando la mejora de los mercados.

ABASTO EN LÍNEA

La Central de Abasto (CEDA) está implementando un nuevo sistema de compra en línea denominado Abasto en Línea, creado y operado por Clemente Cámara Rojas. La CEDA distribuye más del 45% del abastecimiento de alimentos en todo el territorio nacional y es el centro mayorista más grande del mundo, con ventas superiores a los nueve mil millones de dólares anuales, sólo por debajo de la transaccionalidad de la Bolsa Mexicana de Valores, que preside Jaime Ruiz Sacristán. La CEDA realiza 350 mil operaciones a nivel comercial diariamente.

GINGROUP APLICA

GINgroup realizó el foro “Los jóvenes como capital humano”. Participó Horacio Duarte, propuesto como subsecretario del Trabajo en el próximo gobierno. El político aseguró que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que estará dirigido a 2.6 millones de mexicanos de entre 18 a 29 años que no estudian ni trabajan, no será asistencialista. Por su parte, Raúl Beyruti comentó que su empresa apoya y cree en los jóvenes, y está a favor de todos los programas e iniciativas que permitan capacitarlos, profesionalizarlos y emplearlos.

 

Link a la fuente original

Acerca del autor José Luis García

Leer todos las notas de José Luis García

Deja un comentario