Parálisis cerebral, más severa en los niños

La parálisis cerebral es una enfermedad que afecta a miles de niños mexicanos, los padres son los primeros que deben
detectar sus señales cuando aparece en los primeros años de vida de sus pequeños.
Entre las manifestaciones están: manos en forma de puños sin abrirlas, falta de apetito, que no levanten la cabeza,
hacen mucha fuerza para estirar brazos y piernas al momento de cambiarles el pañal o de ropa, es entonces cuando
se debe acudir con el especialista para valorarlos y diagnosticarlos. Así empieza la parálisis cerebral, principal causa
de discapacidad motora en niños.
Es un trastorno del cerebro que afecta el tono muscular de quien la padece, además afecta la capacidad para poder
coordinar los movimientos, en 40 por ciento de los casos se desconoce la causa, mientras que en 20 por ciento se
relaciona con los partos prematuros o por “asfixia” cerebral al nacer, el resto está identificado como una parálisis
cerebral denominada “espástica”, en la que se identifica como origen un daño neurológico en la corteza cerebral.
parálisis
Gráfico: Miguel Ulloa.
En México existen alrededor de 600 mil personas con parálisis cerebral y cada año se diagnostican cerca de 12 mil
nuevos casos, esto lo señaló el médico de rehabilitación de la Clínica Cerebro, Salvador Martínez Caire, e indicó que
el impacto en la vida de las personas depende de la afectación cerebral que tengan, por lo que 40 por ciento de los
casos presentará discapacidad intelectual; 15 por ciento tendrá discapacidad visual y 10 por ciento será auditiva.
Por eso es importante la atención oportuna y el tratamiento adecuado una vez que está focalizada la parálisis cerebral,
en especial con los niños. La UNAM tiene por ejemplo una Clínica de Prevención de la Parálisis Cerebral, funciona
a través de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) unidad León, donde atienden a niños, desde recién
nacidos y hasta los cinco años para prevenir o minimizar los daños o las secuelas de este padecimiento, que por lo
general son: alteraciones músculo-esqueléticas debido a la falta de movilidad como atrofias musculares que a su vez
limitan el tratamiento.
La atención es gratuita mediante un programa en el que se realizan estudios clínicos y se brindan terapias. La
responsable de este programa, Aline Cintra Viveiro, indicó que “aplicamos terapia de locomoción refleja de Vojta,
que estimula los patrones normales de movimiento humano, el pequeño con lesión en el cerebro crecerá y su
condición afecta su desempeño motor. No podemos eliminar la lesión, pero sí ayudar a que su cerebro se desarrolle
y recupere movilidad”.

 

El Heraldo de México
Mer-k-2
Mariano Rivapalacio
21-08-2019

Parálisis cerebral, más severa en los niños

Acerca del autor Luis García Estrada

Leer todos las notas de Luis García Estrada