Tratamiento médico por diabetes asciende a 130,000 pesos

El costo de un tratamiento médico por diabetes es de 131,000 pesos en promedio, mientras que por la hipertensión arterial es de 76,000 pesos aproximadamente, por lo que no contar con un seguro para tratar dichos padecimientos puede repercutir seriamente en las finanzas, tanto del paciente como de su familia, advirtió la aseguradora Monterrey New York Life.

En un comunicado, la compañía destacó que en el caso de una enfermedad isquémica del corazón, tales como problemas coronarios o del miocardio, angina de pecho o un infarto, su precio puede ascender a 194,000 pesos.

La aseguradora enfatizó que las enfermedades del corazón, la diabetes mellitus y los tumores malignos son los padecimientos que, hasta el 2017, han causado la mayoría de las defunciones en nuestro país, según datos del Inegi.

Destacó que 9% de la población padece de diabetes, es decir, 6.7 millones de mexicanos, mientras que en el caso de enfermedades del corazón se calcula que 20% de la población de entre 30 y 70 años muere prematuramente por esta causa.

Agregó que, en el caso de cáncer, cada año hay 180,000 casos nuevos. Sin embargo, no especificó algún tipo en particular, como el de ovarios, mamas o colón.

Respecto al costo de otros tratamientos de algunas de las enfermedades más comunes se encuentra la leucemia, la cual tiene el precio más elevado, con 875,000 pesos, seguida de la hepatitis, con 468,000 y el cáncer de mamá con 245,000 pesos en promedio.

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), sólo 5% de la población tiene seguro de gastos médicos, situación que revela la falta de prevención para hacer frente a un padecimiento grave.

La aseguradora indicó que el tratamiento de estos males podría equipararse con pagar el enganche de un carro, de una casa o un viaje a Europa, pero la gran diferencia es que las enfermedades representan un imprevisto.

Explicó que en la mayoría de los casos la clave para evitar padecer alguna de estas enfermedades es la prevención, por ejemplo, una alimentación balanceada, evitar una vida sedentaria y reducir el consumo de alimentos altos en grasas saturadas.

“Siempre es importante considerar cualquier enfermedad. Aunque sea de lo más simple es necesario contemplarla en nuestra visión a futuro. ¿Qué pasaría si un día una enfermedad interrumpe sus planes? ¿Cómo pagar el costo de la detección de un tumor y en el peor de los casos su tratamiento?”, cuestionó.

Por lo anterior, la aseguradora insistió en contratar un seguro de gastos médicos, no solamente para proteger al titular de la póliza, sino también a su familia o beneficiarios, en caso de suceder cualquier emergencia o malestar.

El Economista, Finanzas Personales, Redacción, 02-08-2019

Link de la nota aquí

Acerca del autor Miguel Corona

Leer todos las notas de Miguel Corona