Medicinas caras por el gobierno

El esquema gubernamental de compra de medicamentos a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops)...

El esquema gubernamental de compra de medicamentos a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) encareció los productos del propio gobierno y de las instituciones públicas de salud, y ante su escasez se obligó al consumidor a comprar medicinas en farmacias privadas que, por naturaleza, son más caras, y disminuyó la disponibilidad en varias zonas del país.

Juan de Villafranca, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), dijo que el gobierno federal debe trabajar con privados para evitar posibles desabastos de medicamentos, una vez que hay escasez mundial de materias primas porque India, el principal proveedor, privilegió el consumo interno y el costo del transporte de triplicó.

“No es cualquier cosa. Tenemos que enfrentar conjuntamente la situación. Las materias primas representan entre 30 y 60 por ciento del costo de fabricación de los medicamentos y frente a la situación global tenemos que evitar una crisis. Hay mucha demanda de paracetamol, antigripales, ansiolíticos, vitamina C y productos para proteger el sistema inmunológico”.

De acuerdo con el Instituto Farmacéutico México, la inflación en medicinas al mes de marzo pasado fue de 5.91 por ciento, cuando la inflación nacional llegó a 7.45 por ciento. Hay renglones que superaron la media nacional, como expectorantes y descongestivos, con 11.09 por ciento; anticonceptivos y hormonales, 9.28, y antigripales, con 7.53; otros son dermatológicos, con 7.34 por ciento, medicamentos para diabetes, 6.96, y antibióticos con 6.46.

El directivo explicó que la demanda histórica de medicinas en México es de 150 millones de piezas al mes para el sector público, y que en 2021 se compraron solo 90 millones, la mitad de los cuales con licitaciones directas y ya no hay una consolidación de compras como lo hizo por mucho tiempo el IMSS, donde se aseguraba 90 por ciento de las claves por 100 mil millones de pesos al año.

“Se han cambiado las reglas y hay una iniciativa para que ahora Función Pública sea la responsable de las compras. Ya se tendría que estar trabajando en las necesidades de 2023 con una presentación de bases de compra para el mes de agosto y luego asegurar la logística. En 2021 la compra por la Unops fue en 92 por ciento con empresas que están establecidas en México. Hay que trabajar para evitar desabasto y más encarecimiento”.

Cuarto de junto

Pemex informó a través de la SEC que en los próximos tres años vencerán 827 mil 400 millones de pesos de su deuda, 36.8 por ciento, incluidos los intereses acumulados, y que se contemplan 492 mil 399 millones de este año. El gobierno federal le hizo aportaciones a Pemex por 202 mil 600 millones en 2021 para respaldar el servicio de la deuda y garantizó que lo hará en 2022.