Nueve de cada 10 personas que padecen lupus son mujeres entre 25 y 46 años

En el marco del Día Mundial del Lupus, especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMSZ)

En el marco del Día Mundial del Lupus, especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMSZ) señalaron que se trata de un padecimiento que se caracteriza por una alteración en la respuesta inmunológica y en la que 90 por ciento de los casos son mujeres de entre 25 y 46 años.

Es una enfermedad crónica que tiene como síntoma principal la inflamación de los órganos, puede manifestarse con fatiga, alteraciones en la piel, articulaciones y en vías urinarias, así como en una baja de plaquetas o en los niveles de hemoglobina.

Juanita Romero Díaz, especialista adscrita al Departamento de Inmunología y Reumatología del INCMNSZ, explicó que se reconocen dos tipos de esta enfermedad: el lupus eritematoso sistémico, que causa inflamación en diferentes órganos y sistemas, y el lupus cutáneo, que sólo afecta la piel.

Agregó que existe otra variedad que puede considerarse como lupus inducido por medicamentos, en el que ciertos fármacos generan manifestaciones o síntomas parecidos a esta enfermedad; sin embargo, el de mayor frecuencia en México es el eritematoso sistémico. A nivel mundial, la prevalencia es de 70 a 100 casos por cada 100 mil personas.

Romero Díaz indicó que en 2019 el instituto otorgó cerca de 3 mil 500 consultas para atender a pacientes con esta enfermedad. En tanto, durante los años que ha durado la contingencia sanitaria, la atención médica para dar seguimiento a los pacientes ha sido de forma presencial y telefónica. En este último periodo, la atención se ha brindado a unas 3 mil personas.

La especialista destacó que el lupus es una enfermedad que no tiene cura, aunque los pacientes que tienen controlado el padecimiento pueden tener una calidad de vida igual a una persona sin lupus. Subrayó que su tratamiento se debe mantener con disciplina, buenos hábitos de higiene y de alimentación a fin de evitar infecciones, además de tener actividad física y dormir bien.