Sedena adjudica de manera directa contratos por 92 mdp en pruebas Covid

En 2021 y lo que va de 2022, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastó 92 millones 515 mil 871 pesos para la adquisición y realización de pruebas contra el coronavirus, según el portal Compranet.

En 2021 y lo que va de 2022, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastó 92 millones 515 mil 871 pesos para la adquisición y realización de pruebas contra el coronavirus, según el portal Compranet.

Los contratos se adjudicaron de manera directa a las empresas Bik&M SA de CV, Abalat SA de CV y a IL Diagnostics SA de CV, quienes dotaron de pruebas PCR y de antígenos, entre otros insumos necesarios para detectar el Covid-19 en la población mexicana. Las pruebas fueron entregadas a siete hospitales militares en Ciudad de México, Monterrey, Mazatlán, Guadalajara y Mérida, según el portal de compras del gobierno.

Además de los materiales y las pruebas compradas, la Sedena pidió que estas empresas tuvieran un programa para estudiar e interpretar los resultados arrojados. Incluso solicitó que las pruebas pudieran emitir un primer resultado en un tiempo igual o menor a tres horas, al tiempo que no fuera necesario un equipamiento físico extra para realizar los reactivos.

En el contrato que la dependencia dio a Bik&M SA de CV se estableció que esta compañía entregaría 30 mil pruebas en un lapso de un mes, las cuales fueron repartidas en diversos hospitales.

Según el acuerdo, 18 mil pruebas se entregaron para el Hospital Central Militar, mientras que los nosocomios de Especialidades de la Mujer y de Neonatología, así como el Regional de Especialidades en Monterrey, recibieron tres mil pruebas cada uno.

Los hospitales regionales de especialidades de Mazatlán, Guadalajara y Mérida, al igual que el Hospital Militar de Zona Campo 1-A, obtuvieron mil 500 reactivos, respectivamente.

La Sedena dijo que, para este contrato, solicitó la cotización a 30 empresas nacionales con supuesto conocimiento del ramo y oferta de productos, pero solamente Bik&M SA de CV respondió a la oferta con un valor final de 75 millones 864 mil pesos.

El contrato con Abalat tuvo un costo total de cuatro millones 51 mil 870 pesos y pidió cotizaciones a 27 empresas nacionales, pero solo hubo respuesta de una compañía, mientras que el acuerdo de la Sedena con con la compañía IL Diagnostics fue para la adquisición de 20 mil pruebas de detección de coronavirus por un monto cercano a 12 millones 600 mil pesos.